No pongas excusas

¡NO PONGAS EXCUSAS!

Según el diccionario, una excusa es, un motivo o un pretexto para eludir una obligación o disculpar alguna omisión, esto mismo es lo que hizo Moisés cuando Dios le dio una orden y esto mismo es lo que hacemos nosotros muchas veces en nuestra vida cotidiana.

Pongámonos a pensar, cuantas veces en el día, en la semana, en nuestra vida, hemos puesto alguna excusa para hacer algo que era nuestra obligación.

El pueblo de Israel era esclavo de Egipto, estaba siendo duramente maltratado; Moisés al ver esto se dolió por su pueblo, e incluso quiso tomar venganza por su propia mano, matando a un egipcio que maltrataba a uno de sus hermanos israelitas, pero cuando Dios lo llamo para salvar a su pueblo, y para presentarse ante el Faraón por su pueblo, empezaron a llegar las excusas.

“Pero Moisés le dijo a Dios: ¿Y quién soy yo para presentarme ante el Faraón y sacar de Egipto a los israelitas?” Éxodo 3:11 (NVI)

La primera excusa que Moisés se puso a sí mismo y a Dios, fue que no se consideraba digno, o con la suficiente capacidad como para presentarse ante el Faraón, la máxima autoridad de Egipto. ¿Cuántas veces, nosotros hacemos lo mismo?, muchas veces Dios nos encomienda una tarea, y sabemos que Dios nos ha llamado a hacerla, pero no nos sentimos lo suficientemente dignos o capaces como para llevarla a cabo, pero déjenme decirles una cosa, recordemos siempre, que nosotros, solo somos instrumentos de Dios, y el que en realidad lleva a cabo toda la obra es Dios. Si Dios nos ha encomendado una tarea, no pongamos esta excusa que puso Moisés, dejemos que Dios nos use, y escuchemos y apropiémonos de esta hermosa respuesta y promesa que Dios le dio a Moisés.

 “Yo estaré contigo, le respondió Dios. Y te voy a dar una señal de que soy yo quien te envía: Cuando hayas sacado de Egipto a mi pueblo, todos ustedes me rendirán culto en esta montaña.” Éxodo 3:12 (NVI)

La segunda excusa de Moisés, está relacionada con el miedo, el temor a que los israelitas no creyeran en el nombre de Dios, y dudaran de si lo que él les iba a decir era cierto.

“Pero Moisés insistió: supongamos que me presento ante los israelitas y les digo: El Dios de sus antepasados me ha enviado a ustedes. Qué les respondo si me preguntan, ¿Y cómo se llama?” Éxodo 3:13 (NVI)

Sabemos y somos conscientes de que es un mandato directo de Dios para sus hijos, el id y predicad a otros el evangelio, pero ¿cuántas veces no lo hacemos y ponemos alguna excusa por miedo a recibir una respuesta negativa, a que no nos crean, o a que nos rechacen?

Sepamos que no importa que no nos crean, o que nos rechacen, no pongamos este tipo de excusas, una vez más digo: -¡dejémonos usar por el!- y vayamos en el nombre todopoderoso de nuestro Dios.

El pueblo de Israel era esclavo de Egipto, hoy en día el mundo está siendo esclavo del pecado, Dios necesita siervos que no pongan excusas y que salgan al campo a pelear la batalla y librar a todos aquellos que se están perdiendo y están siendo esclavizados por el pecado.

YO SOY EL QUE SOY, respondió Dios a Moisés. Y esto es lo que tienes que decir a los israelitas: Yo soy, me ha enviado a ustedes” Éxodo 3:14 (NVI)

Al comenzar el capitulo número cuatro, de este libro, empezamos leyendo como Moisés insistía en excusarse ante Dios, incluso persistía en una misma excusa, después de que Dios le había declarado todo lo que iba a hacer y como lo iba a hacer, el manifiesta una vez más, tener miedo de que no le crean.

“Moisés volvió a preguntar: ¿Y qué hago si no me creen ni me hacen caso? ¿Que hago si me dicen: el Señor no se te ha aparecido?” Éxodo 4:1

No tenemos que tener miedo de que no nos crean, tenemos que ir, porque Dios nos manda, en todo caso, al que no le creerán es a Dios, este miedo, no es una excusa valida para Dios, el se ha manifestado a las personas de muchas formas y hoy en día tenemos la Biblia para probar que él es real, aun así, la biblia no busca probar la existencia de Dios, sino mostrar a ese Dios grande que se hizo hombre y vino a este mundo a morir por cada uno de nosotros, los que hemos creído en El, eso tenemos que predicar. ¡No tengas miedo!, sal, y habla a los demás de cuán grande es nuestro Dios, el quiere librarlos de la esclavitud y para eso te ha llamado a ti.

“Señor, yo nunca me he distinguido por mi facilidad de palabra, objeto Moisés. Y esto no es algo que haya comenzado ayer ni anteayer, ni hoy que te diriges a este servidor tuyo. Francamente, me cuesta mucho trabajo hablar.” Éxodo 4:10 (NVI)

Otra excusa más de Moisés, la habilidad física, es sabido y es cierto que a Moisés le costaba hablar, y utilizo esto como una excusa para eludir la obligación del llamado de Dios, ¿Cuántas veces nosotros hacemos lo mismo? No hablamos a otros porque quizás somos medios tímidos o nos cuesta hablar, pero si Dios nos llama, esto tampoco es una excusa válida para Dios, él es quien nos da las palabras, él es quien habla por medio de nosotros, una vez más te digo: no pongas excusas, y deja a Dios actuar en tu vida, El es quien nos ayuda a poder llevar a cabo la misión que él nos encomienda.

“¿Y quién le puso la boca al hombre, le respondió el Señor ¿acaso no soy, el Señor, quien lo hace sordo o mudo, quien le da la vista o se la quita?” Éxodo 4:11 (NVI)

Dios nos creo, el con todo su poder nos hizo, y el también es poderoso para ayudarnos a llevar a cabo su obra, no pongamos mas excusa, y dejémonos usar por nuestro gran Dios creador, el nos ha llamado a su obra, hay muchos esclavos que liberar.

“Anda, ponte en marcha, que yo te ayudare a hablar y te diré lo que debas decir” Éxodo 4:12 (NVI)

¡NO PONGAS MAS EXCUSAS, DEJATE USAR POR DIOS!

Autora: Mayra Noelia Garay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *